Un Patrimonio Cultural convertido en mercado

Miguel Ángel Maya Alonso


La mejor solución que encontraron tanto el gobierno de Oaxaca de Juárez como el del Gobierno del Estado para sacar a los comerciantes ambulates del zócalo de la ciudad fue reubicarlos en el Centro Histórico, un lugar reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad.
La falta de oficio político por parte del presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, ha quedado de manifiesto en el combate al ambulantaje en la capital, pues a poco más de ocho meses de su llegada, el munícipe no ha hecho más que quejarse de lo que hicieron las administraciones pasadas en esta materia.
Desde la 01:00 horas de este domingo los comerciantes ambulantes comenzaron la migración del zócalo al Andador Turístico, por lo que la plaza frente al Palacio de Gobierno luce vacío, aunque los puestos de los los desplazados de San Juan Copala aún permanecen en el corredor, aunque cerrados.
A la fecha no existe algún anunció o planteamiento para retirar a los vendedores ambulantes de las calles de la ciudad de Oaxaca, que en vez de disminuir, cada vez son más. Cabe recordar que la informalidad laboral en Oaxaca alcanza al 80 por ciento de los empleos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s